LA APOSTASÍA


LA APOSTASÍA

Lectura: Hebreos 6: 1-9

“Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite. Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios;  pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así”.

INTRODUCCIÓN
La apostasía es uno de los problemas más graves que hoy está sufriendo el cristianismo, por esta razón vale la pena realizar un estudio juicioso acerca del tema. La apostasía es un problema grave, lo más importante es lo que encontramos escrito en Hebreos 6:4-6; lo podemos describir como la imposibilidad de renovar el arrepentimiento para vida eterna.

Se debe notar que la apostasía hace parte de las señales de la Segunda Venida del Señor Jesucristo (1 Timoteo 4:1) y la frecuencia tan alta de su aparición nos alarma de la acción del espíritu del anticristo y de lo cercano que está la Venida de Cristo.
Tratar este tema será complejo, tendremos que analizar detenidamente varios pasajes de la Biblia, pero es necesario realizar el esfuerzo y dedicarnos al estudio juicioso de la Palabra.

1.  DEFINICIÓN DE APOSTASÍA.

Apostata es aquel que se acerca a Cristo, escucha el mensaje, entiende el mensaje e incluso lucha en sus fuerzas por  practicar el mensaje; pero de un momento a otro su “fuego” se apaga y  de manera consiente rechaza a Cristo. Este comportamiento de rechazo se torna deliberado y se constituye en un acto voluntario.

2. LA GRAN PREGUNTA: ¿QUÉ LES PASÓ?,  ¿QUÉ SUCEDIÓ EN ESTAS PERSONAS?,  ¿PORQUÉ NO PERMANECIERON?,  ¿PERDIERON LA SALVACIÓN O NUNCA FUERON SALVOS?

La gran pregunta es: ¿perdieron la salvación o nunca fueron salvos? Aunque en ambos casos el resultado es igual (la persona en eterna condenación) el cómo sucedió el evento no es igual. Si decimos perdieron la salvación dañamos cerca de siete doctrinas centrales de la Biblia.
· El Pacto de Gracia
· El Decreto eterno de Dios
· La obra expiatoria e intercesora de Cristo
· La perseverancia de los santos
· La morada eterna del Espíritu Santo
· La inmutabilidad de Dios
· Hacemos a Dios mentiroso
Al expresar que estas personas nunca fueron salvas, tan sólo dañamos el orgullo y la vanidad humana. Lo más importante es ver qué dice la Palabra d Dios.

3. CUATRO EJEMPLOS BÍBLICOS QUE LO DEMUESTRAN, LOS APOSTATAS NUNCA FUERON SALVOS.

a. Falsos profesantes de fe Mateo 7:21-23.
“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”
Cuando lleguen a la presencia de Dios buscando entrar al cielo la respuesta que recibirán será: "nunca os conocí hacedores de maldad" al cielo no se llega por hermosos trabajos hechos, se llega por una fe genuina puesta en el señor Jesús. Estos hombres trabajaron mucho y estuvieron involucrados en el reino de Dios mas no hicieron parte del reino de Dios.

b. Los vueltos atrás 1 Juan 2:19.
Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.”
El apóstol no cuenta a los apostatas como si hubiesen formado parte del pueblo de Dios. Si hubiesen sido parte habrían permanecido, pero no. La fe de los apostatas es temporal, se acaba en el trayecto, eso muestra que no eran de nosotros que permanecemos hasta el fin.

c. El trigo y la cizaña Mateo 13:24-26; 37-38.
“Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.”
“Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre.  El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.”
La buena semilla = los hijos del reino. La cizaña = los hijos del malo. Tanto trigo como cizaña se encuentran en el mismo campo, ambos dentro de la Iglesia. El trigo, la buena semilla siempre ha sido trigo, la cizaña siempre ha sido cizaña. La semilla no se puede manipular una vez fue sembrada, brotará  lo que está en su naturaleza. Recuerde que el trigo y la cizaña simple vista parecen iguales. Pero siempre se ha sido trigo y siempre se ha sido cizaña; no se es trigo y se convierte luego con el tiempo en cizaña tal fenómeno no existe.

d. La buena tierra, la mala tierra hebreos 6:7-8; Lucas 8:5-8.
“Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida,(A) y su fin es el ser quemada.”
“El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga.”
Note que en la mala tierra logró germinar la semilla, pero fue algo temporal la buena tierra dio fruto y permaneció. Notamos en los pasajes anteriores, que la mala tierra será mala tierra y la buena tierra será siempre fértil. La Palabra no hable de buenas tierras vueltas malas, ese caso es posible en la imaginación más no es real en el ámbito espiritual.

En hebreos 6:4-6
“Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.”
 Cuando la Biblia usa la palabra iluminados, quiere decir que entendieron el Evangelio. Cuando dice gustaron de Cristo expresa que Lo conocieron y participaron de la santa cena. cuando dice participaron del Espíritu Santo quiere decir estuvieron bajo la predicación de la Palabra y hasta parece que manifestaron dones del Espíritu Santo, pero no habla de que hayan nacido de nuevo, no habla de que hayan sido regenerados o de que su vieja naturaleza haya sido transformada por el poder de Dios.

4. EL PROBLEMA DE LA APÓSTATA ES QUE NO TIENE FE VERDADERA. (SIMPLEMENTE RELIGIOSO NO PIADOSO, NO TEMEROSO DE DIOS) VIVEN UNA FE FALSA.

Estas personas tienen simple conocimiento de Dios, más no piedad.
Manifiestan simple remordimiento, más no verdadero arrepentimiento.
Un simple gustar de la compañía de Dios, pero no un sometimiento al señorío de Cristo.
Un claro ejemplo de esto fue Judas Iscariote, su corazón siempre fue malo, caminó con Jesús pero nunca le llamó señor.

5. ¿QUÉ DEBEMOS HACER LOS CRISTIANOS?

Todo cristiano debe examinar qué tipo de fe posee y ver que sea una fe verdadera, sólida en Cristo Jesús o somos simplemente religiosos con una fe falsa. Es posible saber que somos. Proverbios 20:27 nos dice que Dios puso en nosotros espíritu para saber discernir en nuestros corazones.

Pablo exhorta a la iglesia:
“Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?”  2 Corintios 13:5

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada